Inauguran Autopista de San Isidro, vía de muchos proyectos inmobiliarios en SDE

Inauguran Autopista de San Isidro

El Gobierno, a través del Ministerio de Obras Públicas, inauguró este miércoles la Autopista Coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez (Autopista de San Isidro), obra que ayudará al flujo del transporte en Santo Domingo Este y que tuvo una inversión de 2,2454 millones de pesos.

La remodelación abarcó de 8 kilómetros, desde la Charles de Gaulle hasta la avenida Hípica, en la entrada de la Base Aérea de San Isidro, la cual también está pendiente de inaugurarse.

El ministro Deligne Ascensión explicó que la vía dispone de 4 carriles por sentido, para un total de 8 carriles de 3.5 metros de amplitud, asfaltado de 4 y 6 pulgadas, aceras y contenes, siete semáforos y un muro divisorio de hormigón armado tipo New Jersey, el cual fue criticado por los comunitarios puesto que obataculiza el flujo de peatones.

Explicó que que los ingenieros removieron grandes tuberías de agua potable y de torres electricas y abarcó sistema de drenaje, la señalización del lugar y embellecimiento con árboles, césped y esculturas.

Inauguran Autopista de San Isidro, vía de muchos proyectos inmobiliarios en SDE 1

Impulso comercial e inmobiliario

El ministro de Obras Públicas detalló que la Autopista de San Isidro ayudará al desarrollo comercial y de proyectos inmobiliarios de bajo costo de Santo Domingo Este, y citó algunos proyectos ya levantados, como Pradera Tropical, Las Cayenas y Palmera Oriental, el Paseo del Este, San Isidro Labrador, Filadelfia II y el residencial Amalia.

«Hoy podemos asegurar sin ninguna duda, que la transformación del entorno a ambos lados de la avenida, su confluencia con la avenida Hípica, y la extensión de esta última hasta la carretera Mella, que inauguraremos en este mismo mes de diciembre, complementará el más importante desarrollo inmobiliario de clase media que tiene el Gran Santo Domingo», dijo Ascención.

El servidor proyectó que la zona seguirá con el auge inmobiliario así como la actividad comercial, como las plazas, restaurantes, expendio de comidas rápidas, nuevos supermercados, centros educativos, hoteles, centros industriales, nuevas y más relucientes gasolineras, centros médicos y laboratorios, y todo tipo de negocio dirigido a suplir la demanda que conlleva la construcción de miles de viviendas en toda la zona.

A continuación, el discurso de Deligne Ascensión sobre la Autopista de San Isidro

Este acto constituye para nosotros un motivo de gran satisfacción, al tener la oportunidad acompañar al presidente de la Republica Luis Abinader, a cortar el lazo simbólico de uno de los proyectos viales más importantes para el desarrollo de Santo Domingo Este.

La inversión realizada por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones para la ampliación y modernización de la antigua autopista de San Isidro, que hoy lleva el nombre del inmortal héroe nacional coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez, la dejará transformada definitivamente en la más flamante arteria comercial y de desarrollo inmobiliario de la zona oriental de Santo Domingo.

Este sector de clase media, que arrancó a partir de los 80´, y que ha tenido más recientemente un “boom” inmobiliario, impulsado por la ley de Fidecomiso para la construcción de apartamentos de bajo costo, al mismo tiempo había generado un flujo vehicular que colapsaba el tránsito y convertía la antigua autopista en un pandemónium, caracterizado por largos tapones y un caótico movimiento vehicular, desordenado y peligroso.

Desde hace años los moradores de los proyectos habitacionales que se destacan en esta zona, como son Pradera Tropical, Las Cayenas y Palmera Oriental, el Paseo del Este, San Isidro Labrador, Filadelfia II y Amalia, entre otros, así como los trabajadores de la zona franca de San Isidro y empresarios del área, habían reclamado el descongestionamiento del tránsito, el saneamiento urbano, ambiental y la desarrabalización de esta importante arteria comercial, que por la oscuridad prevaleciente facilitaba en la noche fechorías y conductas antisociales.

Hoy podemos asegurar sin ninguna duda, que la transformación del entorno a ambos lados de la avenida, su confluencia con la avenida Hípica, y la extensión de esta última hasta la carretera Mella, que inauguraremos en este mismo mes de diciembre, complementará el más importante desarrollo inmobiliario de clase media que tiene el Gran Santo Domingo. 

La inversión total realizada en este proyecto ha sido de 2,454 millones 300 mil pesos, y es una de las inversiones que tendrá un retorno asegurado por el impacto que tiene en términos económicos, sociales, y en el desarrollo humano de los habitantes de Santo Domingo Este.

 Los trabajos contratados estuvieron destinados a la renovación del tramo de 8 kilómetros de la antigua autopista de San Isidro, desde su intercepción en la Av. Charles de Gaulle hasta la Av. Hípica. La nueva vía dispondrá de 4 carriles por sentido, para un total de 8 carriles de 3.5 metros de amplitud; asfaltado en toda su extensión con 4 y 6 pulgadas de espesor; con sus respectivas aceras y contenes; un muro divisorio de hormigón armado tipo New Jersey; iluminación en todo el trayecto; además, un conjunto de cruces de peatones y colocación de 7 semáforos, que garantizan la seguridad de quienes deben cruzar de uno a otro lado de la avenida.

La complejidad de los métodos de ingeniería ejecutados ha conllevado la remoción de grandes tuberías de agua potable; la remoción y relocalización de enormes torres de electricidad de alta tensión, postes y reposición del cableado; expropiaciones y eliminación de verjas y edificaciones para ampliar los laterales;  construcción de un adecuado sistema de drenaje; y la instalación de la señalización de orientación, seguridad y advertencia para conductores y transeúntes.

Además de las obras de reacondicionamiento de la Avenida Fernández Domínguez, se han incluido otras intervenciones de embellecimiento, con arborización, cuidado de césped y esculturas, y se han reconstruido las calles de sectores aledaños, como es el caso de las calles del residencial de la base aérea de San Isidro.

A partir de la inauguración de este proyecto de modernización de la avenida Fernández Domínguez, la expansión inmobiliaria continuará avanzando cada vez más y producirá en poco tiempo una dinámica actividad comercial. En especial estimulará el desarrollo de plazas, restaurantes, expendio de comidas rápidas, nuevos supermercados, centros educativos, hoteles, centros industriales, nuevas y más relucientes gasolineras, centros médicos y laboratorios, y todo tipo de negocio dirigido a suplir la demanda que conlleva la construcción de miles de viviendas en toda la zona.

Aprovechamos la ocasión para agradecer a las autoridades locales, a las juntas de vecinos de todos los sectores impactados y a los comerciantes situados junto a la avenida, por su colaboración y comprensión para ajustar los diseños a las necesidades de seguridad y la facilitación de los movimientos comerciales y humanos que de manera natural están asociados a las etapas de construcción de una nueva obra.

Asimismo, agradecer a los contratistas y al personal técnico del Ministerio de Obras Públicas, por su empeño en dar solución a los procesos constructivos, a las modificaciones introducidas para mejorar la disposición de las obras, así como por la eficacia para mantener el ritmo de los trabajos y cumplir con las metas y objetivos del proyecto.

Definitivamente, con el apoyo del presidente Luis Abinader, y en cumplimiento de su plan de desarrollo urbano y su preocupación por mejorar la calidad de vida de todos los dominicanos, estamos transformando a Santo Domingo Este hasta convertirlo en uno de las más atractivas zonas residenciales y comerciales del gran Santo Domingo.

 

Comparar listados

Comparar
Abrir chat
Pregúntame por WhatsApp
Escanea el código
Hola
¿Tienes alguna pregunta?